Hacer orificios a la pierna, insertarle ciruelas, sellar con tocino. Untarle aceite y agregarle ajo, romero y sal, sellar en una cacerola muy caliente hasta que dore por todos lados